viernes, 4 de enero de 2013


Jésica Hereñú pela concha en Playboy!

Jesica Hereñú concha Playboy
Jésica Hereñú desnuda en PlayboyLocura total: Jésica Hereñú muestra el papo a fondo desnuda en Playboy y reconoce que disfrutó cumpliendo el deseo de millones. “Hice las fotos hot que había prometido para calentar la primavera” dice la morocha, que reconoce le gusta provocar a extraños. “El sexo se disfruta más con alguien con quien no tenés tanta relación” confiesa Jesi mientras amaga con colarse un dedo en esa empanada de carne sin repulgue, “cuando no hay sentimiento de por medio y tenés piel estás desinhibida y te matás en la cama.” Y ahora que ya mostró la concha, la gente quiere que cumpla el segundo gran deseo que tenemos todos. “Sí, ya me ofrecieron ser actriz porno y podría andar bien porque soy multiorgásmica” dice jocosa la tetona, “pero no me copé porque por ahora me gusta hacer fotos desnuda antes de videos porno.”
La concha de Jésica Hereñú en Playboy
Es la PapoCam del Milenio: la concha de Jésica Hereñú en Plaboy, el tajo más buscado deforestado y en primer plano!
Florece la putez en primavera: Jésica Hereñú pela concha en Playboy y el tajo es todavía mejor de lo que habías imaginado: una empanada de carne bien rosadita y sin repulgue como para que puedas pispear en su delicado interior. La tetona de Gran Hermano había prometido hacer “las fotos más jugadas para calentar el ambiente en primavera” y vaya si cumplió! “Cumplí con todos los que me habían pedido que mostrara todo y lo hice porque para mí el sexo me da la oportunidad de conocer a otras personas y descargar tensiones” explica Jesica Herenu desnuda en PlayboyJesi mientras todo un país sueña con descargar dentro de ese tajo alucinante, “el sexo es una de las mejores cosas de la vida.” Y a diferencia de otras que la caretean, Jesi reconoce que disfruta mucho más cuando el sexo es sin amor. “Cuando te acostás con un tipo con el que tenés piel estás más desinhibida” reconoce la morocha, “el sexo se disfruta más con alguien con quien no tenés tanta relación. Hay una gran diferencia entre sexo y amor, si hay sentimiento de por medio te frenás, pero cuando no te importa nada te matás en la cama.” Hasta en eso es perfecta Jesi: no quiere que te hagas el novio sino que la estampes contra la pared y le des masa sin piedad. “De los tipos meJesica Herenu desnuda Playboygusta que me agarren y me dominen, aunque si vengo con mucha energía acumulada te puedo llegar a dominar yo” confiesa la flamante Playmate, “por eso prefiero los tipos maduros, los de mi edad no la tienen clara y les interesa solamente su propio placer, en cambio a los más grandes les gusta hace gozar a la mujer.” Y quedate tranquilo que Jésica te va a Jesica Herenu pone el orto en Playboydevolver el favor, porque es muy buena alumna. “Cuando era chica no tenía tanta experiencia y no me sabía mover bien, pero ahora en la cama soy muy buena” explica la morocha, “voy a aprendiendo de cada uno, a través de los gestos me doy cuenta de lo que te va gustando y lo hago al máximo sin pedir permiso, soy multiorgásmica y muy cumplidora.” Y como es de barrio no tiene problema en cumplir con algún pedido callejero. “Lo más loco que me pidieron y cumplí fue tener sexo en la calle” recuerda Jesi, “estábamos en un umbra y yo tenía una pollerita hindú larga, así que me senté arriba y nadie se dio cuenta que estábamos teniendo sexo.”
Jésica Hereñú en concha PlayboyJésica Hereñú muestra la concha en PlayboyEl ojete de Jésica Hereñú en Playboy
Las tetas de Jesica Herenu desnuda en Playboy
La concha de Jésica HereñúJésica Hereñú te mira como buscando pelea y guarda porque con esas tetas y ese tajo te hace un dos por uno que perdés por nocaut. “En el sexo lo que más me calienta es el juego previo” confiesa la tetona de Gran Hermano, “una mirada, un gesto me copan mucho más que una guarangada.” Lo que pasa es que después de una turca más de uno quiso marcar el territorio meando fuera del tarro. “Me da asco la lluvia dorada y ese tipo de cosas” se queja la morocha, “tampoco me prendo en la onda swinger porque hay que tener la mente muy abierta para eso, no me bancaría ver a mi chico teniendo sexo con otra mina delante mío. Eso no me calienta, pero estar con dos hombres es una fantasía.” Y a pesar de las tetas que son su marca registrada, Hereñú dice que en la cama gana de orto. “Lo que más me piden es mi cola, todos quieren sexo anal” explica la santafecina, “pero la cola por ahora no la entrego… la guardo para mi casamiento.”
Jésica Hereñú de cola en Playboy
Jésica Hereñú en bolas PlayboyJésica Hereñú desnuda en PlayboyJésica Hereñú en Playboy

Valeria Degenaro gateando entre los yuyos

Valeria De Genaro en tetas
Valeria Degenaro es como Caperucita pero mucho más putita: la morocha vuelve a pelar en el bosque aprovechando que el lobo no está. “Con mi último novio corté porque me quería cortar las alas” explica Vale, “no quería que trabaje en boliches ni haga fotos, pero a mí salir desnuda me levanta la autoestima.” Y a vos también te la levanta, porque esa combinación de tetas turqueras, orto descomunal y carita petera la puso entre las más cotizadas del mercado. “Siempre me están haciendo propuestas de sexo por dinero, especialmente los futbolistas, que creen que voy a correr detrás de ellos” reflexiona la morocha, “a veces pienso los dólares que me perdí de ganar, pero a esta altura lo que me ratonea es que me inviten al cine y comer pochoclo.” O si te sentás en la última fila también puede comer carne en barra. “Me gusta hacer sexo oral, pero después escupo… qué desilusión, no?” pregunta la morocha, “pero ojo que eso también es muy sexy!”
Las tetas de Valeria Degenaro
“A mis tetas las uso mucho” confiesa Vale, “ cuando me piden una turca la hago porque me gusta lo que siento y me excita mucho ver lo que hacen.”
Es para agarrarla en el bosque, ponerla contra un árbol y comerla como el lobo a caperucita: ver a Valeria en tetas hace que el Degenaro que llevás escondido salga a la luz y a ella le encanta. “Me sigue calentando mucho salir desnuda, es algo que me gusta mucho porque me hace subir la autoestima” explica la morocha mientras pone la cola como para que suba también la tuya, “es algo rarísimo, cuando estoy en casa me siento un bicho canasto, pero cuando me veo en fotos o videos me siento muy segura y linda, entonces es como quevale degenaro pone el ortonecesito hacer fotos.” Y vos necesitás saber cuánto cuesta entrarle, porque lo único que te calienta más que ese culo es ver la mercadería sin saber el precio. “Todo el tiempo me ofrecen plata para tener sexo, será porque soy stripper desde los 17 años y hay gente que piensa que nos prostituimos” explica Vale en tono de yo no fui, “me pasa mucho con los futbolistas, se piensan que porque estoy en la tele voy a ir corriendo con ellos y no acepto.” Nunca acepta con giles que quieren mostrarla como un trofeo, pero si vos la querés para darle una noche o cuando pinte, todo bien. “En las relaciones ocasionales me hago mucho más la gata, le pongo mucho más esmero” confiesa la morocha, “todo depende de la persona con la valeria degenaro topless en la camaque estoy, si quieren una relación más estable soy mucho más convencional.” Lo que pasa es que la morocha prefiere a los piratas porque porque no intentan hacerla cambiar de profesión. “Mi último novio también intentó cortarme las alas, no podía transar con mi trabajo en los boliches” recuerda la morocha, “muchas parejas anteriores me conocieron como cliente en Madahos o Cococrilo pero después quisieron que yo cambiara todo, uno quería que vaya a trabajar en un kiosco pero le dije que no.” Es que atender a clientes en el kiosco es incómodo, para dar un mejor servicio Vale prefiere atender a domicilio. “En la cama mi mayor virtud es que hago de todo, soy muy completa” asegura la morocha, “lo único que no me gusta mucho es el sexo anal.” Pero a vos te va a gustar el precio: simplemente valeria degenaro de culoponerle onda. “El sexo depende mucho del otro, tiene que haber una entrega mutua” explica Degenaro, “hay chabones que son re poco demostrativos, que a veces no sabés si acabaron o no.” Y para comprobar que acabaste, Valeria prefiere petear sin distracciones. “Por eso no me copa el 69″ explica la morocha, “o yo te hago sexo oral tranquila o vos me lo hacés a mí y yo disfruto, pero las dos cosas a la vez no. Acordate que soy modelo, no puedo caminar y comer chicle al mismo tiempo, ajaja!” Pero por favor, cuando estés paleteando ese papo maravilloso no te vayas de boca. “Hay hombres que hablan demasiado y me desconcentran” explica Valeria, “yo soy muy demostrativa pero no me gusta la cosa muy charlada, hay algunos que me dan ganas de decirle ‘Basta flaco, callate y seguí chupando!”
Valeria DegenaroValeria DegenaroValeria Degenaro, enfermera hot
Valeria Degenaro en tetas
El Orto de Valeria De GenaroValeria Degenaro te espera en tetas en el pasto para cumplir la fantasía del revolcón entre los yuyos, pero en realidad la morocha prefiere el gárching puertas adentro. “El sexo para mí siempre es mejor en la cama, ahí estoy más cómoda” explica mientras pone el ojete, “las fantasías de hacerlo en lugares raros no me van el baño de avión es sucio y en la playa la arena se te mete por todos lados.” Y hablando de meterla por todos lados, Degenaro aclara que si querés entrar en ese descomunal ojete que muestra la ProctoCam®, vas a tener que hacer mérito o mucha plata. “Por la colectora me duele, así que no me gusta mucho” explica la morocha, “pero en la cama soy muy completa y hago lo que me pidan, salvo incorporar a un tercero porque soy muy celosa. Y si son dos hombres tampoco, porque tuve un novio que me quiso enfiestar con el hermano y me pareció horrible… podría ser con desconocidos, aunque si son dos hombres el sexo anal sería algo inevitable.”
Valeria DegenaroValeria DegenaroValeria Degenaro

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

  ©Template by Dicas Blogger.